ANIMALES MARINOS 1. Pez vela
Muy reconocido por su gran aleta dorsal y su color azul metálico, es el velocista del océano por excelencia alcanzando los 110 km/hora. Esto quiere decir que atravesaría una piscina olímpica (50 m) en menos de 2 segundos. Su gran hidrodinámica puede deberse al conjunto de sus características físicas, como son: una alta y delgada aleta dorsal que corta el agua como un cuchillo, una mandíbula alargada acompañada de un delgado y largo pico, y una aleta posterior muy rígida y puntiaguda, adecuada para una mayor propulsión.

2. Pez espada
También conocido como el gladiador, especialmente por la forma de espada que tiene en la parte frontal de su cabeza. Se han encontrado ejemplares de 4,5 m de largo y con un peso de 540 kg, que nadan a 97 km/hora.

3. Marlin
Emparentado con el pez vela y el pez espada, este gigante puede llegar a tener más de 4 m de largo y un peso máximo de 630 kg. A pesar de su tamaño puede desplazarse a 80 km/hora, y aun así no escapar de su mayor depredador, el hombre, quien lo caza por deporte.

4. Peto o Wahoo
Familiar cercano de los atunes, puede alcanzar los 2,5 m de largo y pesar 83 kg. Es solitario y difícil de pescar pues nada a 80 km/hora

5. Atún de aleta amarilla
Considerado el futuro reemplazo del atún rojo debido a su escasez, esta especie puede nadar a 75 km/hora.

6. Atún rojo
Este atún gigantesco puede medir más de 2 m de largo y pesar más de 300 kg. Aun así, se desplaza en el agua a 70 km/hora.

7. Albacore
Considerado un tipo de atún, éste puede llegar a tener 1,40 m de largo y pesar hasta 60 kg. Puede nadar a 65 km/hora.

8. Bonito
Denominado dependiendo del océano en que se encuentre como bonito del Atlántico o bonito del Pacífico, esta especie es altamente consumida en Japón para la preparación del dashi (caldo deshidratado). Puede nadar a 65 km/hora.

9. Mahi Mahi
Este singular pez cambia su color hacia una tonalidad dorado-verdosa al ser sacado del agua, en donde puede alcanzar los 60 km/hora.

10.Pez volador
Tal como su nombre lo indica, este pez literalmente vuela por fuera del agua, como mecanismo de escape ante la presencia de un predador. Sus aletas pectorales, de gran tamaño, le permiten volar por hasta 50 m, y alcanzar una velocidad de hasta 60 km/hora.

menu